“La mayor revolución de nuestra generación es el descubrimiento de que los seres humanos, cambiando sus actitudes mentales internas, pueden cambiar aspectos exteriores de sus vidas”

William James

  

Constelaciones es una terapia relativamente reciente, pero en muy poco tiempo se ha propagado por todo el mundo, despertando gran interés; su creador es Bert Hellinger, terapeuta alemán que presentó su modelo en los años noventa.

El núcleo de este método nos muestra las leyes básicas que rigen los sistemas familiares, que de hecho son los mismos en todas las culturas y la manera de restituir la armonía o el equilibrio de estas leyes en cualquier sistema especialmente el familiar, a través de las frases sanadoras, las cuales son afirmaciones que el terapeuta suele proporcionar al paciente durante una sesión terapéutica, para que la exprese a algún familiar o miembro del sistema que se está abordando y así restituir el equilibrio.

Es importante resaltar que todos nos comportamos siguiendo “un guión de vida secreto” creado hace mucho tiempo, en nuestra infancia y que cuando lo sacamos a la luz y lo reconocemos conscientemente y tenemos la capacidad guiada de modificar dicho guión por otro más posibilitador, y es aqui cuando empieza la sanación y verdadera transformación en nuestras vidas.

Normalmente en la constelación, es a través de las frases sanadoras,  que podemos salir de la prisión de un guión determinado.

Y es así, como las constelaciones se constituyen en una de las terapias más profundas y poderosas de nuestro tiempo, puesto que muchas veces en una única sesión podemos descubrir verdades profundas de nuestra familia y de nosotros mismos y éstas a su vez pueden llevarnos a sanar o mejorar radicalmente nuestra vida transformándonos y liberándonos del sufrimiento.

Cuando constelamos podemos ver el retrato de una familia, una organización, un órgano del cuerpo o cualquier sistema vital que deseemos comprender; constelar es una configuración que comunica el dolor, el amor o sensación de abandono de cada miembro o sistema en relación con el resto. Este trabajo de constelaciones nos permite comprender que en realidad, ningún hombre es una isla, nadie es una entidad aislada sin vínculos.

Todos estamos relacionados especialmente con los miembros de una familia y nuestros antepasados por línea materna y paterna los conozcamos o no. El constelar nos permite abrir nuestros corazones a los que nos han precedido influyendo en nuestras vidas sin que nosotros lo supiéramos y esto a su vez nos permite enraizarnos firmemente a la fuerza vital que hemos recibido de generación en generación.

La constelación se aplica en Nueva Psicología® a través del modelo de Psicología de la Energía® especialmente en la terapia simbólica cuando necesitamos “borrar, reprogramar, cortar o entender” un sistema de creencias o “guión oculto secreto”que está generando una desarmonía o “enredo” (es una implicación emocional de un familiar con otro miembro de la misma familia) generando una desequilibrio en la vida de la persona.

Es entonces a través de la Psicología de la Energía® como modelo y de la constelación como método que el ser se libera de creencias y antiguos prejuicios sobre sí mismo y logra sentirse más libre, más auténtico y seguirá avanzando en su camino con una fuerza vital mayor permitiendo el crecimiento interior de forma natural.